¿Cómo hacerle cuando «todo está en tu contra»?

CUANDO TODO ESTÁ EN TU CONTRAEn lugar de perder tu tiempo pensando en lo mal que van las cosas, empieza a pensar en lo bien que se van a poner.

Aceptémoslo, a veces somos hijas de la mala vida, y nos encanta vivir en esta zona de total comodidad en la que somos víctimas del mundo entero— todo está en nuestra contra y no vemos la luz al final del túnel.

Y me refiero a todos los aspectos en los que esto aplica: el trabajo, la familia, tu novio, el clima, tu salud y, por supuesto, tu cuerpo.

Cuántas veces no he escuchado un: “no logro bajar de peso, es porque esto del ejercicio no es para mi”, “llevo meses con la dieta y no veo cambios”…y así sucesivamente. Y siendo honestas, no nos podemos engañar a nosotras mismas, algunas veces no seguimos el plan como tal, y aún así esperamos mágicos resultados.

Entonces, tienes de dos sopas, seguir en ese papel de drama queen o cambiar tu actitud hacia las circunstancias, y actuar mejor de lo que lo has hecho. Necesitamos acciones prácticas para ayudarnos a mantenernos positivas, aún cuando las circunstancias no nos favorezcan.

Aquí están algunas ideas para ayudarnos a hacerlo:

RESPIRAYa sabes, lo que pasa. Te levantas y todo parece ir bien, cuando de la nada, surge un desastre. Todos tus planes del día comienzan a deshacerse. Sí, a veces las circunstancias nos sorprenden y nos hacen reaccionar al instante y, por desgracia, a menudo esto agrava el problema. Tomamos decisiones que no están bien pensadas. Funcionamos con una mala actitud que dice: “¡No puedo creer que esto me esté pasando!»Deep-breathing-has-plenty-of-health-benefits

La próxima vez asegúrate de tomar algún tiempo para dar un paso atrás y PENSAR, para reaccionar racionalmente, y no sólo emocionalmente. Generalmente, tomamos la vida muy deprisa, pero recuerda que no tienes que hacer algo en ESTE instante. Toma una taza de café y relájate. No te quieres arrepentir de lo que digas o hagas en un arrebato, ¿o si?

SOLUCIONES NO PROBLEMASUno de los mayores problemas con los problemas es que logran desviar tu atención de donde debería estar. Cuando nos enfrentamos a circunstancias difíciles, tenemos la tendencia a insistir en ellas. ¿A qué me refiero? Le hablas a tu mejor amiga y le cuentas, también a tu hermana, luego a tu novio, y bueno hasta lo posteas en facebook por favor nunca lo hagas.

giphy-9Entre más tiempo pases quejándote de la situación, más tiempo vas a perder en encontrar la solución. Créeme, no por hablar más del tema se va a ir resolviendo solito por arte de magia.

De hecho, cuando buscas ese “apoyo” y afirmación por parte de otros que te digan “ay, si pobrecita, ¡qué mala suerte la tuya!”, solo logra que en vez de enfocarte en los resultados positivos que vendrán, sigas estancada en lo que no has logrado/ha llegado aún.

En lugar de hablar de los problemas, habla de las soluciones. Escribe en una hoja todas las soluciones que se te ocurran, y para cada una las acciones necesarias para realizarlas.

HÁBLATE BONITOTípico, las primeras en decir todo lo mano que hicimos, somos nosotras mismas a nosotras mismas. Pero no basta con un “¡que tonta se me olvidó esto!”, no. Nos gusta ser las más severas críticas cuando se trata de nosotras mismas, somos peor que programa de chismes acabándose a la protagonista del momento— ¡gran error!

thoughtful girl

Una de los mejores poderes que tenemos es el de controlar nuestros pensamientos, y pocas lo ponemos en práctica. Es momento de pensar en cosas positivas, cosas que te gustan y que te dan un sentido de la felicidad, y paz.

Por ejemplo, cuando no lograba subir de peso el año pasado, entré en una etapa de frustración. Era imposible para mi que no lograra subir masa muscular si comía como pavorreal en engorda para cena navideña. Entonces, unos días era le peor persona del universo, “algo tenía mal mi cuerpo que no podría subir jamás”. Al paso de unos días, me relajé, y empecé mis días con pensamientos más positivos: “Estás cumpliendo tu dieta al pie de la letra, tal vez la mejora está en la rutina”, “Tengo un cuerpo sano, y puedo lograr muchas cosas con él”, “Tal vez sólo sea cuestión de tiempo, seré más paciente.” ¿Me explico? ¡Háblate bonito!

NADA ES PARA SIEMPREA veces parece que nada va a mejorar y será eterno, cuando en realidad, «esto también pasará”. Sí, es un hecho, habrá un momento en el futuro cuando las circunstancias cambien y volverá la calma y el control que tanto te gusta tener.

Créeme, saber que ninguna situación es para siempre te dará un sentido de esperanza que te ayudará a cambiar de actitud, lograr que te sientas mejor y ayudarte a saltar el obstáculo. Eso sí, en ningún momento pienso que debes permanecer estática y no hacer nada. Lo que quiero decir, es que la actitud es la clave para una vida exitosa en todo aspecto.

120925030723-health-positive-thinking-story-topAsí que, ¿qué pasa cuando las cosas van mal? Tomar el control sobre nuestros pensamientos y actitudes., porque la vida va a tener contratiempos, tanto grandes como pequeños, de forma regular, y si queremos tener éxito, tenemos que saber cómo mantener nuestra mente positiva intacta.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *