Conexión mente-músculo, ¿funciona?

CONEXIÓN MENTE-MÚSCULOFoto: Health tips for Women

Algo falta en tu entrenamiento, pero ¿qué puede ser? La respuesta está en tu forma de pensar mientras haces ejercicio, o sea la conexión mente-músculo. Esta conexión es sin duda algo que debes considerar si tu meta es obtener los máximos resultados al entrenar.

shutterstock_154768691Así que ya te pusiste pilas con la dieta, estás descansando lo suficiente, y no faltas al gym. Es un hecho que estás entrenando tan duro como tu cuerpo lo permite. Desafortunadamente no estás ganando masa muscular o tonificándote, la razón: no existe conexión mental entre lo que haces y el músculo que estás trabajando.

En el post de la semana pasada 7 Tips para unas piernas torneadas, uno de ellos era concentrarte en esta conexión, y hoy te cuento más de eso.

La conexión mente-músculo es tan importante como la alimentación y el entrenamiento a la hora de experimentar buenos resultados. El problema radica en que muchas veces estamos más  centradas en conseguir mover el peso, en vez de conseguir usar los músculos correctos para hacer el ejercicio. La primera clave para corregir este error es conocer lo que cada músculo está diseñado para hacer.

8ced33e651c6e92f_Sumo-Squat.previewPor ejemplo, los glúteos, este músculo que todas queremos tener de buen tamaño y en su lugar. Al centrarte en la contracción de los quadríceps en una sentadilla, la activación de glúteos es sólo del 11% de la capacidad máxima, pero cuando te centras en la contracción de los glúteos, la activación se eleva a 25%.

El punto clave aquí es que tu enfoque, en lugar de estar en mover el peso, debe estar en la contracción del músculo. Tus músculos no tienen idea de la cantidad de peso que se está moviendo, o cómo se está moviendo el peso. Ellos sólo pueden hacer una cosa: moverse en una posición designada.

Espero que la próxima vez que llegues al gym, pienses en ejercitarte de esta manera. Levantar pesado es parte del juego, pero en ningún caso debe significar que levantes mucho más de lo que tu músculo puede, y mucho menos sin pensar en la contracción al momento. Te aseguro que pronto verás mejores resultados, ¡empieza a concentrarte hoy!

También te puede interesar...

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *