Para ti que le diste otra vuelta al Sol

Esta es una carta abierta para mí misma en mi cumpleaños. Escribirla me recuerda quién soy y a dónde voy y hoy te la comparto.

Cecilia:

Hoy es tu cumpleaños número 28, y en definitiva es un día para celebrar, pero también es un día para hacer un recuento de lo que has hecho. Hoy quiero recordarte algunas cosas que a veces pasan desapercibidas para ti, y que debes tener siempre presentes.

Has crecido mucho, y no me refiero sólo al número de más en tu edad. Has crecido y madurado un poco más este año, y es irónico pero has tenido que deshacerte completita para poder crecer.

Este concepto en verdad no es nada nuevo para ti: para que el músculo crezca SE TIENE QUE DESGARRAR, y ese proceso no siempre será placentero. Esto aplica no sólo con tu cuerpo, sino con tu vida entera. 

A pesar de que alguna vez te sentiste desgarrada, hay mucha belleza en tu dolor— de esa que purifica y transforma. Hoy eres más fuerte que cualquier cosa que haya intentado derribarte. Eres un sobreviviente, no una víctima. Entonces con eso, intenta no ser tan dura contigo misma, ambas sabemos que estás haciendo lo mejor que puedes en todo momento.

Eres impaciente con tus procesos y se que estás aprendiendo a no serlo tanto. Pero poco a poco caes en cuenta de que es verdad: TODO TIENE UN TIEMPO Y UNA RAZÓN DE SER.

Y aún así no mal entiendas querida, no te sientes en tus laureles porque el tiempo no se pone en pausa porque tú te quedes estática. Ser paciente no significa que te paralices, significa que CONFÍES en el proceso. Camina, sigue avanzado, tropieza y vuelve a ponerte de pie.

Aprendiste que no porque no sentiste que fuiste amada de la manera que querías significa que no lo merezcas. Que sólo porque a algunas personas les cueste quererte no significa que no seas fácil de amar. Dejaste de buscar el amor en todos los lugares equivocados. Encontraste el amor dentro de ti, porque hoy sabes que la felicidad en su forma más pura solo puede venir desde adentro de ti misma. Fue así como una dosis extra de amor te encontró en la forma de otra persona.

Aprendiste que nadie se muere de amor, mientras no mates tu amor propio. Así que ahora ámate tanto que dejes de aceptar menos de lo que mereces incluso de ti misma. Valórate tanto que sepas exactamente cuánto vales— sólo así dejarás de darle descuentos a la gente.

Aprendiste y aceptaste por fin que tu cuerpo no te define. Hoy te sientes verdaderamente poderosa en la piel que habitas.

Sabes que la industria en la que trabajas necesita más entrenamiento mental y emocional, antes que el físico. Aprendiste que no tienes que acapararlo todo para sobresalir. Dominas que más vale saber bien de lo que hablas por poco que sea, para entonces ser de verdadero valor para otras chicas que pasan por lo que tú pero en silencio.

Has aprendido a soltar a la gente. Sabes que no todos llegan para quedarse, y tú tampoco te vas a quedar para todos. Por ello, agradece a la gente que llega a ti. No sólo a la que te suma, sino a la que te resta. Agradece que hoy eres un año más sabia y que cada vez ha sido más fácil para ti determinar el tipo de personas de las que te quieres rodear. Lo sé, ese círculo cada vez es más pequeño, pero sólo en tamaño, porque en energía se ha vuelto tan grande como para mover todo lo positivo para que encuentre siempre su camino hacia ti.

Hablando de gente…tienes que dejar de tener miedo y así dejarás de postergar tus proyectos. Sí, abrirte a gente que no conoces causa temor. Temor a ser juzgado, a que se burlen, a que te critiquen, a no gustar, a que falles en el intento y todos te vean. ¿Pero no crees que da aún más miedo quedarte en el mismo lugar con el pasar del los años? Nunca he conocido a alguien que haya hecho algo extraordinario a partir de un “si hubiera” y tú tampoco.

Se te ha dado un talento y poco a poco lo has ido descubriendo: ¡ÚSALO! Aprende de él, conócelo y explótalo en favor de otros.

Ayudar a otros— esa es la clave y el sentido de todo. Y no olvides que para ayudar sólo puedes hacerlo cuando tú estás en orden y en balance.

Entonces crea una vida significativa para ti de la que puedas estar orgullosa. Y prométeme que la aprovecharás al máximo. Nunca permitas que nadie obstaculice tus metas en la vida. Más importante aún, nunca te rindas de tus pasiones y tus sueños. No pierdas tu tiempo con personas que no creen en ti. Solo rodéate de personas que te animen e inspiren.

Y por último GRACIAS. Gracias por un año más conmigo, gracias por nunca rendirte y ser responsable.Gracias por inspirar a otros sin darte cuenta o esperar algo a cambio. Gracias por mantenerte fuerte y aguantar conmigo sin preguntar a dónde vamos.

Te mereces el mundo e incluso un poco más. Eres inteligente. Eres guapa. Tú eres suficiente. Otra vez: TÚ ERES SUFICIENTE. Lo eres todo. Tú en verdad eres todo. Hoy se más hermosa y más completa que nunca en todo aspecto. Conviértete en una luz que nadie pueda apagar, y no olvides que una llama no disminuye por encender otra. Haz que se pregunten cómo lo haces y enséñales a hacerlo. ¿Sabes? Te mereces el mundo, ahora vete a buscarlo.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *