¡Ya estoy de vuelta!

Estas vacaciones fueron como un viaje al espacio, estuve muy desconectada de todo. Luego de unos días de serenidad y paz…se venía el inevitable regreso a la realidad. La vieja rutina puede sentirse como la fuerza de gravedad después de días de flotar en una agenda que no tiene actividades marcadas ni obligaciones por cumplir. Nada que un poco de planificación no pueda solucionar para retomar las actividades de mi vida normal con más energía que nunca.

Una semanita sola es todo lo que necesitaba para callar las conversaciones locas en mi cabeza y darme un break de todo y de todos. Disculpen que no comparta fotos, pero de verdad me desconecté hasta de la cámara. Decidí vivir este viaje a través de mis ojos y no de la pantalla de mi celular.

No hay nada más refrescante que ir a un lugar donde no vayas a encontrarte con nadie y sólo tengas una tarea diaria: disfrutar cada minuto porque no tienes NADA que hacer más que satisfacer tus necesidades básicas.

Así fue esta semana vacacional para mí, un viaje a un lugar conocido con gente desconocida que me hizo valorar mucho y aprender más. Es fuera de tu hábitat natural donde logras entender en dónde estás parada para así cerrar la brecha entre tu situación actual y tu situación ideal. Ahora se exactamente qué quiero hacer y para dónde ir— obvio no es que lo tenga todo descifrado, pero al menos si mucha más claridad.

Como todo, llegó el fin de esa semana de total desconecte y relajación y he vuelto a casa. Claro es que al volver estaba muy cansada, necesitaba unas vacaciones de mis vacaciones, y me tomé el resto de la semana a la ligera— pero ya estoy de vuelta…¡con todo!

Hoy te comparto mis tips para que retomar tu vida normal no sea una pesadilla.

NÚMERO 1VACACIONES+1: las vacaciones están destinadas a ser relajantes y, de no planear tu regreso, pueden crear estrés post-vacaciones. Siempre considera al menos un día libre extra después de volver de tus vacaciones antes de volver al trabajo.

Es una realidad, con un teléfono celular y Wi-Fi, estamos más conectados con el trabajo que nunca. Y en la espera en el aeropuerto puedes ir revisando los 1,000 e-mails que tienes en la bandeja de entrada— seguro eliminarás muchos de ellos.

El día extra es para desempacar, lavar ropa, ir al supermercado, dormirte temprano para reajustar tu horario si es que pasaste por mil husos horarios.

Screen-Shot-2014-10-23-at-3.37.28-pm

NÚMERO 2SUEÑO: Cuando estás fuera de rutina, tanto de actividades como de alimentación, nunca sobra la copita de más y las noches de desvelo. Si bien, el alcohol puede hacer que caigas dormida rápidamente, pero no te deja entrar en las etapas más profundas, por lo que terminas con falta de sueño.

El jet lag también interrumpe el sueño— considera que el cuerpo se normalizará una zona horaria por día. Tal vez quieras dormir muy bien un día antes de volver a casa, par que tus horas sueño se vayan compensando.

Happy woman laying on bed
NÚMERO 3

TOMA IMPULSO: Por lo general, cuando estamos de vacaciones comemos mal, ya sea que comas mucho, comas poco o comas mucha comida chatarra. Soy fan de las gomitas aciditas de gusanitos de colores, de todos los chocolates, y de las papitas a la francesa con mucha catsup—obvio, mi yo vacaional no se puso límite ante tanta cochinadita que veía en la calle.

Pero después de una semana, la verdad es que extrañaba comer bien. Es muy probable que, como yo, tengas en mente llegar a casa para volver a tus deliciosas comidas caseras. Así que aprovéchalo como un impulso para poner en marcha tu plan fit nuevamente.

Woman cooking in kitchen with ingredients around her

NÚMERO 4NO TE CASTIGUES: Si el objetivo de las vacaciones es relajarse, como por qué volverás a casa repasando la lista de cosas que dejaste de hacer y “debiste haber hecho”. Ya lo hablamos antes, las vacaciones son para darte un respiro y relajarte, no hay por qué arrepentirse de ello. No te castigues por rebelarse en contra de tu rutina de entrenamiento y de alimentación saludable.

¿Qué si desayunaste pan con nutella diario y te echaste cual lagartija en la playa tooooodo el día?  Acepta que se trataba de un descanso y ahora sólo debes centrarte en lo que puedes hacer para avanzar de nuevo en tus objetivos.

Por objetivos, me refiero a todos ellos— de trabajo, de tus relaciones, de tu cuerpo, etc. Como dije antes, estar fuera de tu lugar habitual siempre es bueno para tener mayor claridad, no estás rodeada de las “condiciones normales” de siempre, lo que te permite imaginar una mejor versión de tus objetivos, una más específica que te haga más feliz, y que te permita ser una mejor tú cada vez.

Woman-at-Window

En otras noticias, por mi bienestar mental y el mantenimiento del blog les cuento que debo de hacer unos cambios.

Presento en un mes y medio el examen para obtener la Certificación Internacional como Fitness Coach, debo aplicarme con todo y estudiar intensamente todo el material. A esto le sumamos que debo cumplir con mi trabajo “normal”, y bueno mi vida personal, ¡claro! Necesito un balance entre todo eso.

Es por eso que escribiré una, tal vez dos veces por semana en el blog. Espero me entiendan, pero prefiero escribir un muy buen post  que 5 llenos de paja por “cumplir” una cuota. Como dicen por ahí, más vale calidad que cantidad.

Es súper importante que me sigan en la página de Facebook del blog, pues ahí postes diario videos o artículos de interés para ustedes, ¿vale?

También les recuerdo que me encuentra en Instagram y Snapchat como @ceci_aguilera, ahí es donde posteo mucho más sobre lo que como diariamente. Eso es todo, ¡gracias por seguirme leyendo!

Ceci.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *